jueves, 9 de enero de 2014

Poemas de amor para torcer el mundo


"No conozco a Boris. No sé de su familia ni de sus íntimas circunstancias. No conozco su fecha de nacimiento ni su casa. Sí, he compartido con él más de un momento memorable de poesía o alguna otra instancia del espíritu. Lo ví, claro que sí, enamorado y apasionado. Lo he sentido apenado y con lágrimas, lo he cruzado en plazas tristes y también en las alegres. Nos hemos dado abrazos. Insisto, no lo conozco, pero me ha regalado algo hermoso. Me ha regalado estas palabras. Me ha regalado poder escribirlas antes de que vos leas sus poemas. Antes de que vos comiences a desconocer a Boris. Porque es tal vez el desconocimiento el primer motor de la poesía. Desconocer es lo que mueve a poetas y a lectores a buscarla, a entregarse a ella como a una ola. La poesía, o por lo menos la que intentamos, reniega de lo conocido: frunce el ceño ante lo ya dicho. El corazón de la poesía debiera de latir al compás de lo que aún no tiene nombre, cocinarse al fuego imprevisto del abrazo a un desconocido y por supuesto justificar el amor a primer beso.(...)"
Gabriela Borrelli Azara

1 comentario:

  1. Me ofrezco para posar para foto de tapa de su próximo libro, si mantiene temática.

    ResponderEliminar