martes, 30 de octubre de 2012

Narrativas al Sol


Estas narrativas se amalgamaron sin querer, en silencio, como quien  se amucha aprovechando hasta el último pedacito de pasto soleado. Fueron cayendo presas de a una, dos veces. Primero la celda entre la imaginación y la suerte de quien  osara redactarlas. Después la celda entre la tapa y  su descriptiva contracara. En tus ojos yace, posible lector, al menos una de las llaves necesarias para liberar las palabras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario